Aquí y Allá

English

 

En los EEUU así como en otros países que son centros económico-políticos imperialistas para la migración de los paises bajo su dominio, los migrantes (inmigrantes) se organizan en torno a cuestiones bi-nacionalmente.

La organización de migrantes en los EEUU puede centrarse en los derechos del inmigrante, la política local o en problemas de la comunidad. En el país de origen podría incluir el envío de dinero para construir una iglesia o escuela, o el apoyo a los partidos políticos, las luchas por la justicia social, o incluso revoluciones. Se entremezclan, el Aquí y Allá—sobre todo cuando los migrantes miran a las causas de su migración. Al llegar a entender estas fuerzas se hace que el Aquí y Allá se acerquen aun mas debido al papel que juegan los EEUU y su política intervensionista y la interdependencia de las luchas de ambos países.

El 28 de junio de 2009, ocurrió en Honduras un golpe de estado. Para muchas personas, incluso en el movimiento de solidaridad con la región de América Latina, era la primera vez que Honduras, o más importante, el movimiento popular de Honduras, entraba en su línea de visión. La movilización instantánea, la organización de cientos de miles de personas, que salieron a las calles a diario durante meses, y la masiva resistencia continuó durante casi dos años fue una sorpresa para muchos.

La resistencia espontánea de muchas personas que nunca antes habían sido activistas es inspiradora, pero la organización de los campesinos, los pueblos indígenas, los maestros y de los sindicatos tiene una larga historia desde antes del golpe. Esta base de organización ya establecida era el esqueleto en torno al cual el Frente de Resistencia Popular Nacional (FNRP) fue formado. Los campesinos, los pueblos indígenas, los maestros y los sindicatos son lo que los hondureños llaman ahora los cuatro “pilares” de su movimiento.

La Voz de los de Abajo surgió como una respuesta solidaria al desastre natural y no natural del huracán Mitch en 1998 en Honduras. El grupo, integrado por activistas de los movimientos de la solidaridad y para los derechos de los inmigrantes, se unieron en torno a una visión de: Solidaridad No Caridad: Pueblo a Pueblo y Comunidad a Comunidad.

En Chicago, trabajó principal aunque no exclusivamente en las comunidades de Pilsen y La Villita. En Honduras se trabajó con los campesinos organizados y con las comunidades indígenas. Para estas comunidades en Honduras la resistencia ha sido un hecho de vida permanente.

Campesinos pobres y sin tierra están permanentemente en conflicto con la oligarquía agro-comercial, como el organizador del golpe de estado muy conocido, Miguel Facussé. La recuperación de tierras por los campesinos ha resultado en desalojos violentos, detenciones y asesinatos desde antes de la década de 1950. Los campesinos que trabajaran en las plantaciones bananeras organizaron la huelga legendaria de 1954 contra la Standard Fruit. Las comunidades indígenas, incluyendo los garífunas, también han luchado en contra de estos mismos oligarcas represivos y en contra de las empresas internacionales para mantener sus tierras ancestrales y mantener sus culturas. Los maestros y otros trabajadores empleados públicos han formado la columna vertebral de las luchas sindicales contra la privatización y el programa neoliberal desde la década de 1990.

Cuando comenzamos nuestro trabajo, La Voz analizó cómo hacer realidad algo que podría ser sostenible y efectivo aun con nuestros recursos limitados. Hemos desarrollado una estrategia de construcción de los vínculos entre los sectores de la comunidad de Chicago con las comunidades y proyectos específicos en Honduras. También nos enfocamos en proyectos que, aunque modestos, podrían ayudar a las organizaciones en Honduras a fortalecer sus propias organizaciones. Por ejemplo, las estaciones de radio en las comunidades campesinas, con el control de la programación totalmente en manos de los campesinos organizados, proporciona una herramienta de organización para la educación, la movilización, la comunicación y para la construcción de la propia organización y la capacitación de sus mismos miembros.

Por los finales de 1990, Honduras estaba muy lejos de tener un alto perfil internacional y Chicago no es un centro importante para la migración de Honduras aquí en EEUU. A pesar de que tuvimos y tenemos participación de hondureños en nuestra organización, trabajamos en una comunidad formada en su mayoría por mexicanos. La construcción de lazos significaba el reconocimiento de que las luchas son en común.

La creación de alianzas con grupos locales para proyectos específicos, tales como Radio Populares (Rapo) para la construcción de estaciones de radio y grupos de artistas en Chicago para crear proyectos de murales para las comunidades y las organizaciones en Honduras, se convirtió en una forma de entrelazar las luchas Aquí y Allá, y de tejer una tela de solidaridad. Este trabajo contribuye a la construcción de un sentido de comunidad entre las personas y organizaciones que trabajan juntas aquí, y al mismo tiempo, se conecta a la gente y la lucha de Allá. Allá el efecto principal ha sido de poder romper la sensación de aislamiento y de contribuir, de una manera pequeña pero concreta, a la organización del pueblo de Honduras.

El golpe de Estado en Honduras del día 28 de junio 2009 creó una situación de emergencia para el trabajo de solidaridad que también trajo una urgencia a la cuestión de Aquí y Allá y la organización de los migrantes en relación a la lucha en su país de origen.

Durante las guerras en El Salvador y Guatemala en los ’80s, la mayoría de los migrantes que llegaban a los EEUU eran refugiados de las guerras o exiliados políticos. Hubo un núcleo de inmigrantes que fueron simpatizantes de las organizaciones revolucionarias en su país de origen. Se formaron organizaciones que eran explícitamente políticas y en apoyo a la lucha en sus países y también organizaron y abogaron por los servicios para sus comunidades en los EEUU. La situación en Honduras es algo diferente.

Honduras, al igual del resto de Mesoamérica, es un país con migración económica forzada. De acuerdo con un estudio del Pew Hispanic Center en 2007, hay 527 mil hondureños en los Estados Unidos, 71% nacieron en Honduras. Pero desde el golpe de Estado en Honduras en 2009 no ha llegado a los EEUU todavía un gran número de refugiados políticos con la idea de organizar en la diáspora. Nueva York, Florida y California tienen la mayor concentración de migrantes establecidos de Honduras, pero las comunidades no han estado muy organizadas.

También hubo divisiones en la comunidad migrante sobre el golpe de Estado. Un grupo en el área de Chicago (Hondureños Unidos) por ejemplo, salió en apoyo al golpe. Sin embargo, un número de grupos existentes tomaron una posicion en contra del golpe de Estado y en apoyo a la Resistencia y a la vez, Hondureños opuestos al golpe organizaron nuevos grupos.

En Honduras, El Frente de Resistencia Popular Nacional (FNRP) (primero fundado como El Frente Nacional Contra el Golpe de Estado) se formó a los pocos días del golpe de Estado. El FNRP se convirtió en una organización coordinadora para las organizaciones existentes (sindicatos, grupos de izquierda, grupos campesinos, grupos indígenas); los nuevos grupos anti-golpe disidentes de los partidos tradicionales, e incluso de un gran número de personas que organizaron de una manera casi casual, unificaron en una sola voz, una estrategia y acciones contra el golpe de Estado.

Después de que el actual régimen de Porfirio Lobo llegó al poder mediante las elecciones ilegítimas de noviembre de 2009, la resistencia centró el enfoque en una lucha más allá de sólo el vuelco del golpe de Estado. Se empezó a vislumbrar una nueva y radical refundación del país basada en las necesidades de las mayorías de los hondureños. El Frente comenzó la estructuración de sí mismo para una lucha a largo plazo a través de asambleas locales y regionales. En febrero de este año se celebró la primera asamblea nacional del FNPR con más de 1500 delegados. Este esfuerzo de unir a grupos con diferencias ideológicas regionales y de intereses sectoriales en torno a un programa para la refundación del país, está lleno de debates y de fragilidades pero también es vigoroso y creativo.

El Frente también ha desarrollado un concepto para integrar formalmente el Aquí y Allá, la formación del Departamento 19. Los departamentos son el equivalente de los estados, y hay 18 departamentos en Honduras. El Departamento 19 está compuesto por la diáspora de Honduras, los migrantes que viven en los centros de la inmigración de Honduras (Estados Unidos, España, Canadá, etc.). Esta es una idea única. Más comúnmente los migrantes organizan la solidaridad con la lucha en su país de origen y este tradicionalmente ha sido similar al trabajo que los solidaridistas no migrantes haría. Sin embargo, el FNRP ha solicitado una participación organizada de los migrantes en relación a la resistencia y proceso de refundación de Honduras, más allá de la organización de la solidaridad.

El desafío, para el Frente y los hondureños de la diáspora, está en como hacer que el Departamento 19 sea algo real y funcional y no simbólico. El Departamento 19 parece tener algunas diferencias importantes de los otros 18 departamentos. En Honduras, las personas se organizan alrededor de sus propias luchas políticas sectoriales (sindicatos, la tierra, las mujeres, etc.) que están en confrontación directa con la dictadura y entonces están organizadas directamente contra el golpe y los gobiernos continuadores del golpe. En todos los departamentos hay grupos que existían antes del golpe de Estado y los que se formaron después del golpe de Estado y que tienen diversas opiniones, ideologías y prácticas. Ellos tienen la unidad sobre los asuntos grandes: Cuestiones de derechos humanos, la refundación del país y más, pero hay desacuerdos sobre muchas otras preguntas. Como el golpe de Estado se ha mantenido y la represión y las presiones que sienten los que forman la resistencia han aumentado, estos desacuerdos se han agudizado en algunos casos. En el Departamento 19 se complica aún más por el hecho de que los grupos son pequeños, a menudo muy nuevos y que no han salido de la organización orgánica con el tiempo y es aún más complicado por el aislamiento geográfico de unos de otros en el Departamento 19 y de su país de origen. El Departamento 19 no está completamente formado y si es capaz de seguir adelante, todavía no se sabe con exactitud cómo va a funcionar Aquí y Allá. Es una pregunta abierta todavía.

Con el tiempo sin embargo, las ideas acerca de Aquí y Allá siguen germinando. En las últimas presentaciones en los Estados Unidos Gerardo Torres un representante de la FNRP, habló sobre la solidaridad con Honduras y subrayó aún más la importancia de la unificación de el Aquí y Allá con el reconocimiento de los objetivos en común de los movimientos populares. El notó que Aquí y Allá hay un enemigo común en estos momentos son: el gobierno de EEUU y las élites gobernantes en todos los países. Esta verdad trae a la mente otras iniciativas para juntar el Aquí y Allá tales como los Círculos Bolivarianos organizados en todo el mundo en solidaridad con el proceso revolucionario venezolano y a la vez con luchas locales, así como los concepto Zapatista de un “movimiento mundial desde Abajo” basado en los principios zapatistas.

Cuando se escribió este artículo (Abril 2011) las fuerzas militares y policíacas continúan sus ataques en contra de las protestas de los maestros y de otros miembros de la Resistencia; dos campesinos activistas fueron asesinados y hubo un intento de asesinar al director de una emisora comunitaria anti-golpe. Mientras tanto, la Secretaria de Estado Clinton felicitó a Porfirio Lobo por los avances en materia de derechos humanos y el gobierno de los EEUU continúa la ayuda para las fuerzas de seguridad y los militares del régimen tanto como su alianza con la oligarquía.

Allá y Aquí las situaciones son diferentes, pero los temas son los mismos: la militarización y la privatización. Aquí y Allá, estamos llamados a actuar juntos. ◊

Para obtener más información sobre cómo trabajar aquí con el pueblo hondureño en resistencia, póngase en contacto con La Voz de Los de Abajo: lavozchicago@yahoo.com, y lea http://?hondurasresists.blogspot.com